¿Por qué sonreímos?

En este mes de Octubre, el día 05 se celebra el Día Mundial de la Sonrisa, aunque en Kessel sabemos que deberíamos celebrarlo 24/7 los 365 días del año.

La sonrisa es un gesto o mecanismo humano innato que consta del movimiento de 26 músculos faciales. Los niños sonríen una media de 400 veces al día, y tan sólo un 33% de los adultos lo hace más de 20.

Muy pocos de nosotros sabemos que nuestros primos los primates (simios y monos) también se sonríen los unos a los otros. En su interactuación social, sonreír tiene mucho que ver con la cohesión social, la jerarquía y en última instancia, la supervivencia.

Beneficios de sonreír.
Los beneficios de la sonrisa son tanto físico como mentales y se dan en el trabajo, vida general y en niños, adolescentes, adultos y personas mayores.

1. Libera endorfinas.
Al sonreír, el cuerpo libera endorfinas y serotoninas al torrente sanguíneo, reduciendo o evitando dolores y mejora el sistema inmunológico.

2. Es un gran ejercicio.
La sonrisa activa cerca de 400 músculos, incluidos algunos del estómago, y estudios revelan que veinte segundos de risa equivalen a tres minutos de ejercicio físico constante.

3. Reduce el nivel de estrés.
Algunas de esas sustancias, como las endorfinas, mejoran el estado de ánimo y contribuyen a que desciendan las hormonas relacionadas con el estrés, como el cortisol, la adrenalina y la dopamina, produciendo un descenso del nivel de estrés en la persona. Sonreír es un mecanismo anti-estrés muy efectivo.

4. Nos hace agradables.
La sonrisa es un gesto universal y tiene un gran poder de comunicación. Sin duda, es la mejor forma de iniciar una relación con personas nuevas.

5. Mejora las relaciones sociales.
Una persona alegre es constantemente vista como una persona más segura y con la autoestima alta, según los expertos. En el ámbito social, la risa es una poderosa fórmula ante el miedo al ridículo y la timidez. Cuando sonríes pareces una persona más cercana, accesible, sociable, extravertida, amistosa, confiable, generosa, educada, positiva. Lo cual te ayuda a empatizar, a relacionarte más fácilmente con los demás y a mejorar los lazos establecidos.

6. Mejora la digestión.
Al reír, nuestro diafragma origina un masaje interno que facilita la digestión y ayuda a reducir ácidos grasos y otras sustancias del cuerpo, lo que ayuda a la salud de los intestinos. Se dice que la risa ayuda a reducir el estreñimiento.

7. Bueno para la piel.
Reír tiene beneficios hasta para la piel. Al sonreír, entra el doble de aire a los pulmones lo que mejora la oxigenación de la sangre y, por ende, la salud de la piel, haciéndola lucir más tersa y joven.

8. Longevidad.
El hecho de sonreír puede contribuir a vivir más, con mejor salud y más felices.
Las personas con buen humor suelen vivir muchos más años y, de hecho, son más felices. Según científicos, las personas que no sonríen viven un promedio de 75 años, mientras que las que sonríen plenamente viven una media de 79 a 80 años.

En Kessel nos preocupamos porque nuestro cliente mantenga su sonrisa al ahorrarse hasta un 90% de gas, porque también está cuidando el medio ambiente al mismo tiempo que a su bolsillo…

¡Por esto y más, el calentador de agua solar Kessel es tu mejor opción!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *