¿Sabías que en la regadera utilizas hasta el 90 por ciento de gas?

¿Sabías que en la regadera utilizas hasta el 90 por ciento de gas?

Todos sabemos que uno de los mayores placeres de la vida es ducharse y al mismo tiempo relajarse con agua caliente, pero ¿tienes idea de cuántos litros de agua y de gas se gastan en una ducha? ¿Conoces el daño que le estás haciendo al planeta?

Sabemos que después de un largo y tedioso o estresante día de trabajo sólo piensas en llegar a casa y poder disfrutar de una ducha relajante con agua caliente pero, ¿en realidad estás consciente del desperdicio de agua y alto consumo de gas que estás generando con esa ‘simple ducha’?

Tiempo en la ducha
OJO: El consumo de agua en una ducha promedio de diez minutos se extiende a los 200 litros de agua por ducha (los litros que contiene el termotanque de nuestro calentador solar) y se traduce en que cada minuto que pasa nuestro grifo abierto, gastamos 20 litros aproximadamente.

Muchas veces, ese momento taaaan relajante se extiende mucho más tiempo del que tenías pensado por varios factores: te quedas meditando sobre tu día, o estás pensando en lo que harás al siguiente día o simplemente no quieres salirte porque la ducha está siendo de lo más placentera pero te podemos asegurar que cuando lleguen los recibos de agua y gas el placer se desvanecerá más rápido que el vapor generado bajo esa regadera.

Es muy importante que nos informemos sobre el consumo que generamos, no sólo a favor de nuestra economía, sino también por las consecuencias que un gasto excesivo de agua y el devastador impacto que el consumo de gas provoca en el medio ambiente.

 

¿Sabías que…
Se necesitan 4.5 litros de gas natural aproximadamente para calentar un litro de agua (223/49.6). Una ducha de cinco minutos consume 95 litros de agua según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque si nuestra ducha no tiene perfilador o un sistema de mezcla de agua con aire puede llegar a los 150 litros?

Mientras enciendes tu boiler o calentador de gas, estás emitiendo grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) también llamado anhídrido carbónico, el cual es un gas incoloro e inodoro presente en la atmósfera, en una proporción de 380 partes por millón (ppms); y el 90% aproximadamente de este gas consumido en tu hogar se debe a las duchas.

El consumo promedio en la cocina de una familia de cinco miembros es de un promedio de 13 kilos por mes en el consumo de gas. 

Hornillas o quemadores limpios

Nota: Las hornillas o quemadores limpios y en buen estado permiten que el calor fluya mejor, y generará un menor gasto energético para cocinar.

Ahora te presentamos algunas medidas que puedes tomar para ahorrar al máximo en tu consumo de gas para el hogar:

  1. Temperatura de la calefacción o Aire acondicionado.

La temperatura ideal para mantener un ambiente de confort es entre 21 ºC y 23 ºC. Cada grado que incrementes aumentará el consumo de energía en torno a un 7%. 

Lo más sencillo para cumplir con esta medida y despreocuparte, es instalando un termostato inteligente.

La temperatura ideal

  1. Ajusta la temperatura del calentador.

Además de ajustar el termostato, también es importante que nos fijemos en la temperatura del calentador. Fíjala a un máximo de 45 ºC, ya que una temperatura más elevada incrementará considerablemente el consumo de gas.

Ajusta la temperatura

  1. Aislamiento de puertas y ventanas.

Antes de poner en marcha la calefacción, asegúrate de que no existen vías de escape. Esto significa que todas las puertas y ventanas tengan un buen sistema de aislamiento sin fisuras. 

Es importante que el calor generado se retenga para que la caldera pueda descansar en el momento en que se consiga la temperatura de confort de la estancia.

Aísla puertas y ventanas

  1. Aprovecha el sol.

El Sol es la mayor fuente natural de calor que tenemos. Aprovecha las horas de más sol para subir las persianas, sobre todo en las ventanas con mayor iluminación. Ayudará a mantener la temperatura ambiente para que la caldera no esté en marcha durante todo el día. 

Ventila tu hogar en estas horas cercanas al mediodía, cuando se haya ido la humedad y el frío de la madrugada.

Cómo aprovechar el sol en una casa

  1. Despeja los radiadores.

Asegúrate de que no haya objetos que obstaculicen la salida de calor de los radiadores. Y, en caso de que detectes un mal funcionamiento, lo mejor será avisar a un técnico para que realice la pertinente revisión lo antes posible.

Cómo destapar el radiador

  1. Servicios de Mantenimiento.

Suele pasar que cuando nos surge una avería en la instalación del gas, o nos informan de que toca hacer la revisión obligatoria de la caldera, no es el mejor momento para nuestro bolsillo. Lo mejor para ahorrarte sorpresas y tener todo bajo control, es contratar servicios de mantenimiento.

Contrata un servicio de mantenimiento

  1. Concentra y aprovecha el calor.

Cierra las puertas para concentrar el calor y retenga la temperatura deseada durante más tiempo. No dejes encendida la calefacción cuando vayas a salir, aunque sea un periodo de tiempo corto; lo único que conseguirás será caldear los muebles.

 

  1. Activa el grifo con la llave de agua fría.

En algunas ocasiones no necesitamos agua caliente, pero al tener colocado el grifo en esa posición, se enciende el calentador automáticamente cada vez que lo abrimos. Aunque no esté encendido durante mucho tiempo, cada vez que el calentador arranca, genera consumo de gas. 

Si colocas los grifos en la posición de agua fría, solo se pondrá en marcha el calentador cuando realmente lo necesites.

Activa el grifo con la llave de agua fría

  1. Compara precios.

A diferencia de las tarifas de luz, las tarifas de acceso de gas no las podemos escoger, sino que nos las asigna la distribuidora en función de nuestro consumo anual. Por eso, es muy importante fijarse en los precios que nos ofrecen las diferentes comercializadoras; tanto en el precio del término fijo de gas como en el del término variable de gas.

Compara precios de gas

  1. Adquiere un Servicio integral de agua caliente Kessel.

Este servicio innovador, cuenta con un calentador solar que proveerá agua caliente a toda la línea hidráulica de tu hogar y estará listo 24/7 para que puedas ocupar de la misma en todos los servicios que necesites y a la hora que desees. 

Todo esto sin importar la estación del año y además cuidarás del medio ambiente mientras consientes a tu familia.

Servicio integral de agua caliente que te brinda bienestar familiar

¡Ahora que ya conoces algunas medidas para disminuir los números en los recibos de servicios que llegan a tu hogar, te invitamos a que adquieras nuestro servicio integral de agua caliente Kessel y descubras una nueva experiencia en ahorro y bienestar que sobrepasará todas tus expectativas!
Visítanos en www.kessel-solar.mx, o llámanos al 55 7702 0290 ó Whatsapp al 56 1742 1151, estamos para servirte.
Síguenos en: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *